Y Recibirésis Poder (20 mayo 2018)

Hay tres palabras que generalizan el Poder.

La palabra “Dunamis” que es el poder sobre natural de Dios

La palabra “Exousía” que es el poder delegado a alguien (Jesucristo)

La palabra “Kratos” que es la fuerza o el ánimo de usted para manifestar o cambiar alguna cosa

¿Ha experimentado el poder de Dios? Leer Mas

21 febrero (Nuestro Pan Diario) Vasijas de barro

 

Vasijas de barroLECTURA:

2 Corintios 4:7-15

 

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.

—2 Corintios 4:7

 

Cuando compras una alhaja bonita, suele estar colocada sobre un paño de terciopelo de un color oscuro o negro. Supongo que lo hacen así para dirigir inmediatamente la atención de uno hacia la belleza de la joya. Si el envoltorio tuviera mucho decorado, competiría con la hermosura del tesoro.

Leer Mas

2 junio (Alza tus ojos) El Dios suficiente

Yo te amo, Señor, fortaleza mía. El Señor es mi roca, mi baluarte y mi libertador; mi Dios, mi roca en quien me refugio; mi escudo y el cuerno de mi salvación, mi altura inexpugnable.

Salmo 18.1·2 (LBLA)

 

 

La nota que encabeza este salmo, en la versión de La Biblia de las Américas, dice: «Para el director del coro, Salmo de David, siervo del Señor, el cual dirigió al Señor las palabras de este cántico el día que el Señor lo libró de la mano de todos sus enemigos y de la mano de Saúl». Aunque no tuviéramos esta explicación sobre el contexto en el cual nace esta eufórica proclamación de los múltiples atributos de Dios, el tono mismo de la poesía no deja lugar a duda: que fueron escritas por una persona que había gustado, en carne propia, la magnífica intervención del soberano.

Leer Mas

21 abril (Alza tus ojos) Pobreza con potencial

Este, cuando vio a Pedro y a Juan que ibana entrar en el Templo, les rogaba que le dieran limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él los miró atento, esperando recibir de ellos algo. Pero Pedro dijo: No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nasaset, levántate y anda.

Hechos 3.3-6

 

¿Cuánto puede valer una limosna? ¿Algunos centavos? Cuando alguien nos pide una, con certeza que no nos está pidiendo mucho; algunas monedas que irán sumando a las que otras almas piadosas también le puedan acercar. Nadie, sin embargo, se va a quedar sin comer por dar una limosna.

Leer Mas