Es un pecadito ¿que puede pasar?

1 Juan 3:4

Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley

Es cierto que todos cometemos pecado, pero ¿Qué hay cuando lo minimizamos? Es decir, muchas veces creemos que no es para tanto, que no puede repercutir tanto en nuestra vida, pero hasta lo más mínimo puede traer consecuencias graves, más de lo creíamos. Leer Mas

¡Ve mas despacio!

ve-mas-despacioProverbios 15:31

El oído que escucha las amonestaciones de la vida, Entre los sabios morará.

 

José iba en su nuevo automóvil, un gran Jaguar a mucha velocidad.

¿La razón? Llegaría tarde al trabajo si no corría.

Su automóvil Jaguar rojo brillante, era una de sus mas preciadas posesiones, cuando
súbitamente… ¡Un ladrillo se estrelló en la puerta de atrás!

José frenó el auto y dio reversa hasta el lugar de donde el ladrillo había
salido.
Leer Mas

8 febrero (Nuestro Pan Diario) Verdad misteriosa

 

Verdad misteriosaLECTURA:

Juan 17:20-26

 

Estimada es a los ojos del Señor la muerte de sus santos.

—Salmo 116:15

 

A veces, cuando el Dios infinito le transmite sus pensamientos al ser humano limitado, el resultado es un misterio. Por ejemplo, un versículo profundo de Salmos parece presentar más preguntas que respuestas: «Mucho valor tiene a los ojos del Señor la muerte de sus fieles» (116:15 nvi).

Leer Mas

26 enero (Nuestro Pan Diario) Historias de vida

 

LECTURA:

2 Corintios 3:1-11

 

… sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo…

—2 Corintios 3:3

 

Cuando era niño, me encantaba que mi mamá me leyera cuentos. Me sentaba sobre sus rodillas y escuchaba cada palabra. Mientras ella leía, yo examinaba los detalles de cada dibujo y esperaba con ansias oír lo que diría la página siguiente.

Leer Mas

6 octubre (Nuestro Andar Diario 2) Todo por misericordia

 

Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,

nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,

para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Tito 3:3-7

 

Alguien ha dicho: «En la salvación de los seres humanos, Dios es totalmente el sujeto y los hombres y las mujeres son totalmente el objeto.» Suena correcto, una declaración teológica limpia y clara. La mayoría de los que estamos familiarizados con la iglesia la aprobaríamos. Pero, ¿creemos en ella?

Leer Mas

25 septiembre (Alza tus ojos) Bienaventurados los misericordiosos

 

Bienaventurados los misericordiosos, porque alcanzarán misericordia.

Mateo 5.7

 

En esta bienaventuranza tenemos una de las más claras evidencias de que es Dios el que está obrando transformación en la vida y no la persona misma. La misericordia se refiere específicamente a una sensibilidad al dolor de otros que, a su vez, produce un deseo de aportar alivio al afligido. Este sentimiento es el que más refleja el carácter de Dios, pues la misericordia tiene que ver con un corazón compasivo, bondadoso y tierno, que no mide si la otra persona es merecedora de nuestro socorro, sino que se da a sí mismo por el bien del otro.

Leer Mas

13 septiembre (Alza tus ojos) Bienaventurados los misericordiosos

 

Bienaventurados los misericordiosos, porque alcanzarán misericordia.

Mateo 5.7

 

En esta bienaventuranza tenemos una de las más claras evidencias de que es Dios el que está obrando transformación en la vida y no la persona misma. La misericordia se refiere específicamente a una sensibilidad al dolor de otros que, a su vez, produce un deseo de aportar alivio al afligido. Este sentimiento es el que más refleja el carácter de Dios, pues la misericordia tiene que ver con un corazón compasivo, bondadoso y tierno, que no mide si la otra persona es merecedora de nuestro socorro, sino que se da a sí mismo por el bien del otro.

Leer Mas

7 septiembre (Nuestro Andar Diario 2) Misericordia

 

1 Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

3 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

4 Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro;

5 porque cada uno llevará su propia carga.

6 El que es enseñado en la palabra, haga partícipe de toda cosa buena al que lo instruye.

7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

Gálatas 6:1-10

 

En la película Seabiscuit (Galleta de barco), el cuento de un caballo de carrera acabado y un jockey lesionado que forman un vínculo y llegan al pináculo del deporte, el millonario Charles Howard comienza a buscar a un entrenador para formar su equipo de carreras. Queda intrigado con Tom Smith, un hombre conocido como «el chiflado».

Leer Mas

3 agosto (Alza tus ojos) Viviendo entre tensiones

 

Entonces dijo Moisés: Te ruego que me muestres tu gloria. Jehová le respondió: Yo haré pasar toda mi bondad delante de tu rostro y pronunciaré el nombre de Jehová delante de ti, pues tengo misericordia del que quiero tener misericordia, y soy clemente con quien quiero ser clemente; pero no podrás ver mi rostro, -añadió-, porque ningún hombre podrá verme y seguir viviendo.

Éxodo 33.18–20

 

La vida espiritual es una vida de polaridades que existen en una tensión perfecta. Una de estas tensiones, por ejemplo, es la que existe entre la fe y las obras. Hemos sido llamados a vivir por fe. No obstante, como bien señala el apóstol Santiago, la fe que carece de obras es una fe muerta (2.17). De la misma manera las obras, cuando no están sustentadas por una fe viva y eficaz, se convierten en meros proyectos de hombres. Otra tensión tiene que ver con el esfuerzo y la gracia. Considere, por un momento, lo aparentemente contradictorio de esta exhortación de Pablo a Timoteo: «Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús» (2 Ti 2.1). La gracia tiene que ver con aquel obrar de Dios que suple nuestras debilidades. La fuerza tiene que ver con nuestra propia disciplinada contribución a cada emprendimiento que el Señor pone delante de nosotros. Cuando solamente existe el esfuerzo, creemos que somos nosotros los que movemos las cosas. Cuando solamente existe la gracia, caemos en una actitud de apatía espiritual que Bonhoeffer calificó de «gracia barata», es decir gracia que no valora el costo de lo recibido.

Leer Mas

20 julio (Nuestro Pan Diario) GRACIA, MISERICORDIA Y PAZ

 

LECTURA:
2Timoteo 1:1-1 O

 

Bendice, [ ... ] a Jehová, [ ••• ] El que te corona de favores y misericordias.
Salmo 103:1,4

 

Las palabras gracia y paz se encuentran en todos los saludos de Pablo en sus cartas del Nuevo Testamento a las iglesias. Además, en las epístolas a Timoteo y a Tito, también incluye la misericordia: «Gracias, misericordia y paz, de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Señor» (2 Timoteo 1:2). Examinemos cada uno de estos términos.

Leer Mas