Los niños son importantes, se busca a través de la palabra de Dios que sean temerosos de Dios. Las maestras conocen la labor importante que es la enseñanza para con ellos y se busca un crecimiento espiritual reflejado en la conducta y respeto a sus padres pero principalmente a Dios.

Las enseñanzas impartidas están pensadas para cada edad hasta principiantes. Los maestros tienen como objetivo instruir al niño, junto con la labor de los padres, en el camino de Dios.